martes, 27 de diciembre de 2011

El sexo sin amor es una experiencia

vacía. Pero como experiencia vacía 

es una de las mejores.



Quería ser lo mejor que habías tenido en tu años de locuras y experiencias desastrosas, quería ser la mujer que te hiciera sentar la cabeza.Que imbecil, siempre me consideraste una niñata con aires de superioridad, para que mentir.Pero al igual que acertaste en todo lo demás, te equivocaste en una cosa. Creíste que jamás me enamoraría de alguien como tú, que no sería tan estúpida. Que poco me conocías, estúpida es mi segundo nombre, y me enamoré, por supuesto que me enamoré¿Cómo no hacerlo?.Eras todo lo que una chica de 16 años podía desear, con esa altura imponente y la sonrisa asomando siempre en la comisura de tus labios. Besabas de una forma que me hacía perder hasta la vergüenza y cuando me susurrabas todas esas guarradas al oído, parecía que temblar era lo único que sabía hacer.Supongo que no tuviste en cuenta el factor encanto, porque cariño puedes llegar a ser jodidamente encantador, aunque parezca mentira.A partir del segundo mes me tenías completamente a tus pies, sin remedio, besando el suelo que pisabas.Pensé que tú sentías al menos un eco de aquel amor que me abrasaba, pero claramente no era el caso, y terminé con el corazón echo añicos mientras que tu te volvías encantado en otras sabanas,una vez más.

lunes, 26 de diciembre de 2011


www.alamierdaconmigo.com




Hacerme tiritar era una costumbre que tenías cogida en exclusiva, la pagabas a plazos ,con pequeños mordiscos en mi cuello.Nadar en mis ojos estaba reservado únicamente para ti, para ti y tus brazos apoyándome contra la pared.Las lunas llenas las compartía contigo ,eras el único autorizado a ver mis  sonrisas a las 2 de la mañana, y el capricho de mis labios se saciaba con los tuyos.Pero ahora te has marchado y me doy cuenta de que ni tú eras tan golfo ni yo tan señorita, que nunca fui una princesa por muchas coronas que me pusiera, y tú no siempre eras el malo de la película,que durante un tiempo me tuviste a tres metros sobre el cielo,que yo nunca fui capaz de confiar en ti como debería haberlo echo. En mi imaginación quería un perfecto galán sin darme cuenta de que yo jamás podría ser una dama. Así que cuando me di de bruces con la realidad descubrí que ni siquiera te había querido, que aquello que yo sospechaba que era un amor de película no eran más que patrañas con sabor a algodón de azúcar. Así que lo siento, lo siento muchísimo, por haberte dicho te quiero cuando no lo sentía, por haber fingido cada orgasmo, por no haberte contado la mitad de mis verdades.Espero que algún día puedas perdonarme, porque aun que no lo creas has sido lo más cercano que he tenido  a un príncipe azul.

viernes, 23 de diciembre de 2011

Esta noche quiero dormir contigo, solo dormir, nada de polvos desenfrenados ni de sexo hipotecado.Nada de ganas incontrolables de hacerte el amor , solo quiero sentirte a mi lado durante una noche entera. Esta noche quiero decirte que te quiero con caricias en tu estómago, quiero besarte despacio, por si acaso estás dormida.Esta noche me voy a enamorar de ti un poco más, para que cuando esto se acabe, tenga algo bueno a lo que aferrarme.Quiero un millón de recuerdos de primavera escritos en mi piel, en los que tú y tus gafas de sol aparezcáis implícitas en cada palabra,quiero que recuerdes que fui yo el que te tocó el corazón en esta especie de juego al que solíamos jugar.Ante todo quiero que seas consciente de que nadie cree que esto pueda durar para siempre, ni siquiera nosotros.Aún así quiero pasar cada noche que me quede recostado en tu pecho.

jueves, 22 de diciembre de 2011

Que el color verde de tus ojos es mío.





No supimos cuidar eso que teníamos y al final todo terminó haciendo  daño, demasiado daño .Nuestro amor era a quema ropa, nada de andarse con medias tintas ni con pies de plomo, devoraba todo lo que tocaba, hasta nuestras bocas.Un día nos hacía tiritar las ganas y al siguiente nos trataba como perros, en eso consistía, querernos hasta morir de hambre:Era esa clase de amor que te consume , que te arañas y maltrata hasta dejarte con ganas de volver a por más.Pero a diferencia de tus promesas con sabor a verdad no duró para siempre y llego un momento en el que ese fuego que nos había echo querernos hasta matarnos se apagó, así de repente , justo como había empezado.Ahora solo nos queda recordar las tardes de domingo tirados en tu cama con nuestras respiraciones entrecortándose por la excitación, la peca de mi nariz, tus manos en mi espalda desnuda, las miles de veces que quisimos echar un polvo salvaje en  cualquier esquina.Y Por más que eche fuego a la lluvia es imposible hacerlo prender.

martes, 20 de diciembre de 2011

ENTRE TANTO LOS DOS DESAYUNAMOS MIRADAS CADA MAÑANA.


Noche de fiesta. De falsificar DNIS.Noche de cocalcola con negrita. Noche de risas. De buena compañía y un poco de música para calentar motores. Noche de Exótica con Ellas. Entrar al local y verte a lo lejos. Tan o más guapo que de costumbre. Se cruzaron nuestras miradas y te acercaste a mí. Me dijiste lo guapa que iba entre un abrazo y un beso que me supo a gloria. Para después, terminar tomando caminos diferentes, tú con los tuyos y yo, yo con las mías. Pero como todos los sábados, sabías donde encontrarme. Y fuiste a buscarme. Y entre toda la gente y unas cuantas rosas, me viste. Bailamos y bebimos hasta que no pudimos más. Y terminamos con nuestras respiraciones a 100 por hora bajo mis sábanas. Fue una noche de mil y un besos, de caricias por todo el cuerpo, fue una noche de pasión en la que la locura se llevó toda nuestra cordura. Nos bebimos a sorbos pequeños para que no se nos acabara el agua y no nos muriésemos de sed. Fue una noche en la que nuestras ganas estaban deseando volver a encontrarse, y ahora sé que no quieren volverse a perder. Al igual que yo no quiero que se pierda tu olor en mi almohada.
Anoche fue una noche de las que ya había dado por perdidas contigo, me equivoqué.
Y ahora estoy aquí, la madrugada de un lunes recordando lo que me hiciste volar la mañana de un domingo. Y ahora solo puedo contar las horas, los minutos y los segundos que faltan para que se repita una noche como esa, porque para mí no fue una noche cualquiera, fue NUESTRA noche.
Y aunque no me lo digas e intentes hacerte el durito conmigo, sé que para ti, también lo fue.

lunes, 19 de diciembre de 2011

Vivo a días alternos: lunes besándote en ascensores ; martes volviendo al barrio perdida, cubierta de apuntes en autobuses abarrotados de miradas grises no; miércoles haciendo mucho más que volar sí. Claro que sí, mientras esperomordiéndome las ganas la hora de salida para tener por fin en las retinas al único hombre del mundo capaz de convertirse en mi mejor postal de Navidad con un pie apoyado en cualquier pared de ladrillo. El de "dónde está la cosa más preciosa del mundo", el del contrato indefinido sin necesidad de firma. El chico guapo quetambién regala libros

No sé si la física podría explicarme cómo fue capaz de iluminar mi rellano la noche que se fundieron todas las bombillas. La maravilla es que volvió a repetirlo cada vez que nos quedamos a oscuras.






Quédate un ratito más... Hoy he soñado que me traías el desayuno a la camaMe besabas entre la luz de la farola y la ropa interior. Me decías que éramos secreto. Que en la calle era Diciembre, pero en mis muslos había historias escritas de un desliz de verano.

Me daba igual que me rompieras las medias, que me mordieras el cuello y me comieras con esos ojos que tienes. Yo te decía que odiaba que buscaras mi lengua y te conformaras con mis ojos. Te decía lo mucho que hacía falta hacer el amor para equilibrar el frío que guardaba bajo el ombligo. Tú me hablabas de vidas cruzadas y de polvos a la mitad. Yo te susurraba que era de las difíciles, pero que para ti era la chica más fácil de la canción.

Me decías que no había orgullo que por amor no viniera. Yo, que el que quiere que lo extrañense arriesga a que lo olviden. El vodka dejó de hacer su efecto y dejé de pensar en polvos de una noche sin sentido. Seguías allí en la barra. Me comías con la mirada y el hielo de tu puta copa no era lo único que se derretía. Tenía ganas en el colchón y kilómetros en una maleta cada domingo. No te tenía a ti, pero esa noche estabas a dos pasos.

Que soy de las que beben para verte, no para olvidarte. Que te olvidaría en el tren de vuelta, pero en el de ida ya estaba deseando verte. Pero no me rompas los esquemas si no me vas a romper las medias.

sábado, 17 de diciembre de 2011



A veces te enamoras y después de eso no hay vuelta atrás.




Las penas se me van aplacando a oleadas, como los cigarros apretándose en los ceniceros repletos de agua en todas las terrazas en las que compartimos besos con gusto a vino, vicios por partida triple. Empiezo a habituarme a ser la niña de tus ojos, la que se refleja en tus gafas de sol y en lunas azules, a ser tu mano izquierda en callejonesa llenarte los márgenes de anotaciones. Ocupamos poco espacio, me pides que te quiera como si hiciera falta. Me alegras la noche y me dan ganas de exigirte que me alegres la vida. Tenemos una joya de valor incalculable, lo nuestro. El romanticismo deja de ser una cruz para ser mi cara más bonita.

jueves, 15 de diciembre de 2011

Estás si son unas buenas navidades.




Tengo mis manías de domingo por la mañana, de leche caliente con olor a navidad, de cariño hipotecado y de sexo barato.Pero a pesar de toda la rutina inconfesable que me rodea, me muero de miedo. Miedo a no crecer, a que jamás me quepa la talla 32, a llegar a una fiesta con un vestido horrible, a que él jamás se fije en mi, miedo a comerte con la mirada, a suspender matemáticas de nuevo, miedo a querer con todo el alma. Pero sobre todo tengo miedo a no enamorarme, a no hacerlo jamás, a que mi vida se resuma en un par de escenas románticas sacadas de cualquier fragmento de las novelas de "jordin Sparks", que jamás me hayan dado un beso de verdad, de esos que hacen que hasta la sangre hierva. Tengo miedo de que el único sexo que tenga sea uno descafeinado y vacío, sin ninguna clase de sentimiento, de no tener jamás un orgasmo.Tengo miedo de no sudar bajo otra piel, de que nadie se arrodille delante mía jamás, de que no me digas " ey muñeca, hoy estás preciosa", ser la opción que nadie elija, la chica mona a la que no se le presta especial interés.Tengo miedo de no ser suficiente para nadie y de terminar con el corazón completamente roto.Tengo miedo de quedarme sola, de no ponerle tan cachondo como debería, de que nadie me regale nunca rosas el 14 de febrero, de que después de un polvo no me digan un "te quiero". Tengo miedo de que no me lleven a París y me besen en la Torre Eiffel, de que el único placer que experimente sea el de  comerme una tableta de chocolate.Tengo miedo de perderte, de perderos, tengo miedo de seguir queriéndote demasiado y para siempre, de que me hayas dejado dañada irremediablemente.Tengo miedo de ser la pieza no encaja en ningún sitio, de no hacerme una foto romántica con nadie en un foto matón, de no saber nunca lo que se siente cuando alguien te agarra de la cintura. Tengo miedo de ser la última virgen, de  que dejes de confiar en mi. Tengo miedo miedo de que me digas ven y no saber decirte no.Tengo miedo de no tener nunca una historia que contar, de que nadie me encuentre interesante.Tengo miedo de las cicatrices de tu amor, de que podíamos haber tenido todo, tengo miedo de no volver a ver un futuro con nadie más.
Deja rápido tu guarrería, que diga; tu mensaje.





Hoy me apetecen tus curvas, tu culo y lo que no es tu culo, y conducir caricias por los kilómetros de tu piel. Tirarme de cabeza en el azul de tus ojos, nadar en él. Ahogarme,ahogarme hasta adentrarme en tu interior para saber lo que piensas. Hoy me apetece llamarte ‘cariño’ y pasar mis dedos por tu espalda como si fuera braille. Comerme todas tus sonrisas, vestirme desnuda.Hoy me apetece dormir contigo, y que me despiertes mañana. Soñarte en mis pesadillas. Que me rescates desde el otro lado de la cama. Hoy me apetece y besarte y que me comas a besos. Bucearte entre las sábanas, decirte que te he echado de menos. Hoy me gustaría matarte a abrazos, de esos en lo que la ropa más que nada, estorba.

martes, 13 de diciembre de 2011



Me muero de envida,te quiero aquí ya.
Después de cantarte al oído con mucho cuidado "Canción de amor y muerte" te susurraría que, por favor, me contagiaras. Luego ya, si quieres contagialos a todos los demás, y que nos miren mal, que a mí, mientras me sigas besando , me da igual. Porque ya no hay dolor y no me pongo nerviosa, porque hace tiempo que no busco otra boca¿Qué raro no? , nunca he dejado de ser guapa y peligrosa para ti.
Sabes que como me digas que seguirás aquí a mi lado y que me quieres a pesar de la muerte, de la vida o la suerte seré yo la que siempre te querrá, ya verás. Que sí, que somos todo esto y voy contigo hasta el final y me da igual que todavía no lo entiendas. Y es que seré la princesa que te muerda te bese pero para eso primero te tengo que encontrar, que yo también quiero un amor así, a pesar de lo raro que pueda llegar a ser. 

viernes, 9 de diciembre de 2011


Me había dejado. Sí, de una noche a otra, indudablemente las cosas habían cambiado. De repente, él ya no era el mismo conmigo y yo… Simplemente no lo entendía. No lograba comprender qué había hecho mal, en qué había fallado. Y empecé a culparlo a él.Él nunca se enteró. Mi orgullo valía más y nunca le dejé saber todo lo que sufría, la cantidad de veces que lloraba , la cantidad de veces que pronunciaba su nombre y deseaba volver a tenerlo a mi lado. La cantidad de veces que intentaba recordar el sonido de su voz. Eso fue lo que me dolió. No poder recordar su voz, no poder recordar cómo eran sus caricias, cómo eran sus besos, sus miradas.
Reprimí todos mis sentimientos y me prometí a mi misma, no volver a pensar en él.
.No volví a saber nada más de su vida. El tiempo hizo lo suyo, como siempre he dicho. Y cuando dejas de buscar esa respuesta, la encuentras. “¿Qué había hecho mal?”Retumbó en mi cabeza la pregunta que la había rondado tantos meses, quitándome el sueño, ahogándome.Era tan simple, que no lo podía ver. Hasta ahora.
Así como yo lo había dejado de querer, él había hecho lo mismo, sólo que un tiempo antes, antes de que todo eso tuviera un final para mí.Ni mi culpa, ni la suya.Simplemente, me había dejado de querer
Tú no piensas que todo se limita. Entérate que los horizontes existen, y que los márgenes lo encierran todo. Si creías que la confianza no se terminaba, bienvenido al mundo de las ofertas, en el que 99% de relaciones terminan en fracaso. Créeme, me gustaría que confiaras en mí, pero a pesar de kilómetros de distancia me apetece lanzarte un beso hasta el punto que te duela. 

Vivo por esto

Sécate las lágrimas y ponte una sonrisa en la cara que vales más que cualquier tío. Porque nos conocemos desde que éramos mocos aplastados en el suelo de tres años y siempre he sabido que eres alguien que vale la pena conocer, y ahora que lo he hecho, se que tenía razón. 

miércoles, 7 de diciembre de 2011



-¿Vas a soltarlo de una vez o qué ?
-¿Puedo invitarte a salir ?
- ¿ Me pides permiso ?
- Si .. supongo que si.
- ¿ Qué tienes pensado que hagamos ?
- Pues , te invitaría al cine , o a un concierto . Podríamos ir a comer una pizza o un helado . Si quieres también podemos dar vueltas por aqui mientras bebemos un refresco . Luego te acompaño a casa no te preocupes .
-¿No vas a besarme ?
- Bueno .. yo no , osea sí . Bueno no se.
-Entonces no voy .
-Esta bien , entonces te besaré .
- ¿Cómo ?
- Pues te contaré algo gracios y nos reiriamos . Después habrá uno de esos momentos en los que parece que pasa un ángel porque nadie dice nada y me acercaré más a ti . Te apartaré el pelo y te acariciaré la mejilla . Todo esto mirandote a los ojos , claro. Dirás cualquier idiotez de esas que solo tu sabes decir cuando estas nerviosa y entoncesd te besaré .
-¿ A qué hora has dicho que venias a buscarme ?

martes, 6 de diciembre de 2011


Él había sido durante un año la persona que le hacía suspirar, estirarse para desperezar los miedos de cada mañana, pintarse la raya de ojos los lunes, comprarse una falda corta e insinuante. Él había sido el olor de los atardeceres en la playa, las noches en camas llenas de arena y ganas, las legañas de los martes a las 5 de la tarde, el décimo escalón de un portal lleno de completos desconocidos. Él había sido las 4 paradas de un bus que nunca llegó a coger, había sido la manía de ella de oler siempre a ese maldito perfume, la piel erizada al bajar de el mismo avión de siempre.Él que por alguna razón había tenido la suerte de tenerla solo a ella, sin mentiras ni apariencias,.Ella auténtica, fascinante, magnífica.Durante un años solo él tubo el privilegio de agarrarla de la cintura, de robarle besos en la comisura de los labios, de mirarla a los ojos y notar como se derretía de encanto. Ella había sido la musa de tantos tugurios como noches en vela se había pasado esperando una llamada que nunca llegaba, esperándole, había tenido la esperanza de susurrarle alguna guarrada subida de todo al oído, de cogerle por sorpresa en un momento de seriedad y cordura que no solía tener.
Pero las cosas duran menos de lo que pensamos, a veces el jamás no es un para siempre enterrado entre líneas.A veces las cosas duran eso, un misero y desesperado año o incluso un poco menos.Él ,que la había despreciado, que había jugado de la manera más cruel, él que juraba no enamorarse nunca, no dejar que nada lo tocara. La misma persona que pensaba que el amor era cosa de imbéciles y que la manera en la que él la miraba no era más que una mezcla de testosterona y adrenalina, llegó un día en el que calló irremediablemente y tubo que dejar paso al corazón.
Pero para cuando quiso darse cuenta ya era tarde, ella estaba tan dañada y dolorida por sus desprecios que no notó el cambio imperceptible que se había producido en él , el botón que se había accionado, el amor que había surgido impulsado por los miles de besos que le había regalado cada amanecer.Para cuando él racionó ella ya estaba demasiado lejos y aquella chica que le había querido como una idiota, la misma que había echo miles de promesas frente a su casa, esa que contó cada una de las 321334 mariposas que revoloteaban en su estómago, que dijo su nombre esa tarde de octubre, ella se había largado, para no volver. Él que nunca quiso reconocerlo se dio cuenta de que por primera vez en su vida tenía el corazón roto.






Lo reconozco, tengo mil conflictos bajo el tórax, y esa necesidad pegada a mi de queleas en braille mi piel cuando está erizada... Tengo esa duda pegada a mi, la desi repetiremos ese último beso... Mis latidos hace tiempo que dejaron de tener sentido, no hay abrazos ni sonrisas que no lleven tu nombre, que acaben de llenar este vacío. Quizás necesite verte, puede que sobre el quizásaunque no querría reconocerlo.

Escribo de noche como los bohemios, como los borrachos o como las putas que llegan tarde del trabajo con el alma magullada y el corazón resquebrajado. O sin él... No sé porqué, pero me perdí entre tus brazos, bajo el agua de la ducha, sintiéndonos uno, y me guié por tus latidos, que fueron míos durante unos segundos. Me senté en el frío a desengañarme sola, igual que sola me había engañado soñando despierta una vez más...

¿Absurdo verdad? Solo comparto historias con el relleno de mi almohada. ¿Con ellos? Con ellos no tengo historias, soy el cúmulo de una serie de catastróficas desdichas en intentos de amores imposibles. Que se quedan en 'imposibles' sin 'amor', hasta que no me libre del amor más posible que tuve nunca. Tanto amor me hizo daño. "Sé dónde buscarte pero no quiero verte". Quizás si me lo recuerdo muchas veces acabe por creérmelo, ¿no? Necesito el frío del invierno y olvidarme del calor de ciertos recuerdos. Llegará el día en que me queme la mirada de quien quiero.

Ahora tú te quedaste mi alegría. No la sueltes nunca. Tú sobre la cuerda de tender la memoria y la cordura. Tú, que me diste medio corazón, que me robaste tanta esdrújula... Tú, que en el fondo de tus ojos guardas el amor que me supura, tú, que parece que hables solo cuando el silencio besa tus súplicas, tú, que tienes una parte de mi que todos desconocen por tu culpa. Tú, que no tienes perdón porque yo no tengo cura, tú, que te vas doliendo como yo me voy con mi ternura, tú, quesoñaste con salvarme y ahora recoger mi muerte en la penumbra. Tú, que mereces otros cuerpos porque mi tristeza es única. Tú, que me dices que conmigo, que sientes que me exprimo, tú, que celebras las miradas asesinas que me bajan a la tierra y me claudican, tú, que en el fondo tienes una pena que es de otra, tú, que has jugado con mi historia, deberías de saber que fuimos nunca.

Sigo queriendo que me leas en braille...

sábado, 3 de diciembre de 2011


Lo encontré por primera vez una noche que íbamos todos de juerga .Se paró a saludar a uno de los ingenuos caballeros que habíamos conocido esa noche. Sólo recuerdo que pensé: ojalá me saludara a mi. Las casualidades no existen, o al menos eso dicen.Así que ese mismo amanecer desperté en su cama, pero él, que me había ayudado a desnudarme con pasión la otra noche, esa mañana no hizo amago de ponerme la ropa , en la vida nadie te ayuda si estás jodido y si te ayudan es porque te quieren joder.

miércoles, 30 de noviembre de 2011

“Hasta que la muerte nos separe” y


llegó la muerte vestida con una 


minifalda y un top por encima del


ombligo.






- Perdona, ¿te acuerdas de mí? 
- No, no me suenas.
- Claro que sí, claro que te acuerdas de mí. Yo soy el chico que te mira todas las mañana cuando pasas por delante de la panadería. El chico al que le vuelves loco. Por cierto, me encanta cada mañana que te veo con esa chaqueta gris y una sonrisa pintada en la cara. Soy el chico que nunca en la vida te hubieses fijado en el si no fuese porque me he acercado a hablarte. Soy el chico que si le dejas, podrá llevarte cogida de la mano por el parque. El que pasará frío por dejarte su chaqueta. El que te soportará los días de regla, los días que estés caliente, el día del parto y el día que cojas Alzheimer. El que se ha vuelto loco por ti sin tener que verte con minifaldas. Y porque soy el único que sabe cuando llevas los labios pintados de aquel rosa que es casi igual que el color de tus labios. Me da igual que tú seas completamente diferente a mí, que no encajemos ni con pega, que no sea de los malotes que te gustan a ti, ni de los que van de chulos por la vida. Si me dejases intentarlo, si ahora no te dieses la vuelta y hicieses como si no hubiese pasado nada, yo podríahacerte feliz
, y viceversa. A partir de hoy quiero que me dejes ser tuyo y que tú puedas ser mía.
No soy como las demás. En mi verás más de una cara bonita y un par de tetas. Que después de tanto tiempo sigo preguntándome que narices hago aquí y que quiere la gente de mí. Y tampoco sé que atracción tiene mi mente para la gente que hace daño. Porque soy de las que un día te pueden querer mucho y al día siguiente lo siguen haciendo. Si no te digo que te quiero será porque no lo hago, y aunque a veces te diga que si lo hago por no hacer daño. Soy impulsiva y me lo tomo mal todo a la ligera. Que no puedo vivir sin la cafeína. Sí, cojo cariño fácilmente pero poca gente ha llegado tan dentro de mí como para dejar huella. Lo siento, no podré engañarte si algo no me gusta, ni si me caes mal porque la cara de asco me saldrá sola. Odio el olor a coliflor y el frío al salir de la cama. Uno de mis sueños es tener un amigo maricón perdío y que se ponga a dar saltitos junto a mí. Y que soy como la luna, que por mucho que a veces no se vea, no significa que no esté ahí. Y si te prometo un siempre lo será, pero créeme, pocas veces lo he prometido.
Deja de imaginarte tu vida perfecta. No lo vas a conseguir, ni tú, ni yo ni nadie. A mí ya me da igual si lloro día sí y día también. No me importa llevar unas pintas de hortera ni unos pelos de loca. Siento indiferencia por los te quiero. Escupo a los criticones y chulitos. Me da igual si como a la una, a las cinco, o simplemente no como. Tampoco me importa si nunca he llegado a enamorarme o si sigo virgen. ¿Y sabéis porque? Porque ahora lo único que me importa es ser feliz. Comerme el día y la noche con todas las consecuencias que lleve. Lo único que me importa es encontrar algo que me llene, me da igual si es amor, amistad o un simple hobbie. Me importa contar los siempre que me han prometido y que de momento solo se han cumplido dos. 

lunes, 21 de noviembre de 2011




Ahora que puedo despedirme como quisiera hacerlo entonces, ahora que puedo ser objetiva con este “hasta luego”, ahora que aún no me has hecho daño… Ahora que aún no te he roto el corazón, ahora que no se si tendré que despedirme algún día... Así que te pido perdón ahora, te pido perdón por todos los viajes que no hemos hecho, por todos los lugares a los que no habré ido contigo por falta de tiempo,perdón por haberte dado demasiados abrazos, perdón por haberme sentido una princesa a tu lado, por haberte comido a besos y a mordiscos... Perdón por no saberte cantar canciones, por levantarme despeinada, por ser lo primero que deseo llevarme a la boca cuando despierto...

Te pido perdón por sentir celos por todo, porque te abrazaré demasiado fuerte y condemasiadas ganas, porque te cogeré de la mano y no querré soltarte. Te pido perdón porque querré hacerte el amor en todas partes, perdón porque tal vez te llamaré demasiadas veces por teléfono o demasiados mensajes, y porque seguramente seguiré sin soportar a tus ex. Perdón porque te diré cosas que no siento cuando me enfade y tontearé con otro chico para sentirme deseada por ti y para ponerte celoso, perdón por querer quitarte los enfados con abrazos y besos, por no saber enfadarme,por no saber decirte que no.

Perdón porque poco a poco me habré ido conociendo tu cuerpo, cada día seré un poco menos turista y a la vez cada día descubriré un lugar nuevo donde aún no habré estado. Perdón porque te daré demasiadas lunas gratuitas, porque no querré dejar de sorprenderte, perdón porque no te haré caso cuando me digas algo. Te pido perdón así, de este modo, porque no te contaré todo, pero te diré sin miedo todo lo que querré algún día. Te pido perdón porque algún día te miraré a los ojos y te diré:“Sí, me he enamorado”. Te pido perdón por si llega el día en el que te quiera demasiado…

Y vengo a despedirme ahora que no quiero irme, ahora que tengo miedo, ahora queaun tiemblo si me tocas y siento ese cosquilleo en el estómago cada vez que me besas. Así que, te regalo una despedida sin marcharme, porque tal vez mañana te dejaré una hoja en blanco y no sabré que decirte, siempre se me dieron mal las despedidas... Te diré adiós así, besándote, acariciándotemimándote hasta desgastarte, porque si has de morir, si he de morir de amor, quiero hacerlo en tus brazos y que seas tú el que me dé siempre el último beso. Y si lo vivo así, como lo estoy viviendo ahora, podré abrir el álbum de fotos de mi memoria y pensar que valió la pena conocerte, aunque por entonces no sepa decirte adiós. Y si esa despedida no llega nunca, volveré a leer esta carta, para acordarme y recordarte porque te quedas y porque no me marcho

viernes, 18 de noviembre de 2011

Me bebí lo nuestro de un trago. Me bebí lo nuestro y no quedó una gota. Traté de correr cuando los cuervos del después me dieron a probar el licor de la despedida y no pude escapar. En el bar de los despojos ingerí una mezcla alegre para corazones pisoteados pero me quedé aun más torcida. Borracha en medio de la soledad te maldije y grité mal cabrón al cielo – pero me refería a ti. No es que te siga odiando en realidad, nunca llegué a hacerlo. Es sólo que hace varios meses que ya acabo la fiesta de tu cuerpo y aun me dura la resaca.
 

jueves, 17 de noviembre de 2011

LAS MAGNIFICAS 7

Entonces, aparecieron ellas. siete chicas dispuestas a cambiarme la vida. Son mis mejores amigas, y  no me las merezco aún así no las cambiaría por nada. Ellas con las que comparto la mayor sonrisa cada día. Ellas que me hacen valorarme más de lo que pienso. Ellas que me hacen reir para no verme llorar. Ellas que están dispuestas a jugarselo todo por mi y ellas, las que se que nunca perderé.



Sabía a lo que me exponía, lo sabía perfectamente. Tú acostumbrado a follarte a todo lo que pasaba por delante tuya, sin ninguna clase de remordimiento, tampoco necesitabas que fueran gran cosa, solo alguna zorra por ahí capaz de sacarte las ganas de revolcarte entre unas sabanas ajenas. Pero llámame estúpida, pensé que te haría cambiar, ya sabes, una versión más pasota de a "tres metros sobre el cielo", más nuestra, más sucia.Que estúpida ¿no?, los amores de película solo duran noventa minutos.Aún así lo intenté, bueno que coño, lo sigo intentando.Pero no tienes ni idea de lo que es sentir celos hasta del aire que respiras, morirse por una caricia de esas manos tuyas, o por un beso en la peca de mi nariz, mirar la luz roja de mi "Black Berry" para ver si hace el intento de encenderse, pero la muy puta no da señales de vida.Me lo has dicho mil veces, soy muy cría, muy pava, me sacas años de experiencia y buenas anécdotas en colchones ajenos, pero esta vez estoy bastante más decidida, aun que te haga dudar, te enrede, te haga perder la caveza, es parte de mi encanto de quinceañera .Sé que debería pensar en mi,pero pensando en mi solo pienso en tu boca y en que quiero que desaparezca la angustia la despertar, así que eso no funciona, porque realmente creo que para esté problema la solución eres tú






Eres mi chica, la chica de mis sueños, te lo juro, te gusta el rock, me cuidas, me quieres, me siento querido, me haces volar cuando estoy a tu lado en mi cama. Ningún tipo de problema me hará pensar que no te quiero, eres como algo que no quiero que se desprenda nunca de mi vida… 
Y es que quiero una vida a tu lado cueste lo que cueste, te quiero más que quiero, te amo más que amo y... te adoro más que el papa a dios, aunque suene raro, no sé como compararlo para que veas que para mí eres única, inigualable, especial e indescriptible, maravillosa joder.

sábado, 5 de noviembre de 2011

Llueves tanto en mi colchón...

Solo se oía el tiritar de mi respiración bajo tu peso, el chocar de mi corazón en tu cavidad torácica, las ganas erizándome la piel, congestinándome hasta el el dedo meñique de mi pie derecho, el susurro de mi último beso en el hueco de tu cuello, todo el amor que era capaz de sentir me iba a explotar en las manos.
QUE IGNORANTES, SE CREEN QUE ESTÁN VIVOS Y NI SIQUIERA SABEN LO QUE ES EL AMOR.

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Consigue que sonría, el resto es pan comido.



Ella que había  deseado cada  rincón de tu  desgarbada anatomía, ella que había querido el brillo de tus ojos marrones como si se tratara de algo valiosísimo , ella que había aprendido a besarte allí donde te hacía tiritar las ganas, ella que no tenía ninguna de sus prendas que no estuvieran impregnadas por tu olor, ella que era capaz de ver más allá del daño y las malas pasadas que le habías jugado, ella que por mucho que la cagases estaría ahí para ti, como nadie, ella que habías sido tu primer amor, la mujer de tu vida. Ella que no tenía ningún motivo para hacerte feliz y aún así ese era su objetivo cada mañana, ella que lucía los pantalones baqueros como nadie y que a pesar de medir metro y medio era capaz de comerse el mundo con solo caminar, ella que nada más saber que la querías se echó a tus brazos, como si nunca hubiera existido un"tú"sin "ella".

jueves, 27 de octubre de 2011

Quiero que seas mi amigo con derecho, derecho a tenerme siempre, ¿ me entiendes?. Sabes los regalos esos cutres que hace la gente que se cree muy original; me refiero a esos en los que te entregan un papel en el que pone " Vale por un abrazo".Bueno pues quiero regalarte mil papeles como esos que lleven escrito algo así como"Vale por todos los momentos del resto de mi vida". Quiero que un amigo de esos que cuando le llamas diciendo que el hijo puta de tu novio te a vuelto a dejar venga corriendo a la puerta de tú casa y te agarre de la cintura con la intención de no soltarte nunca. Quiero un amigo de sorbos de café y noches de borrachera en un parque, uno que te sujete la cabeza cuando necesites vomitar los litros de alcohol en vena que has ingerido esa tarde y que te abra la puerta de clase cuando llegas cargada con las mochilas un lunes por la mañana. Quiero que seas mi amigo porque me da miedo que si consigues ser algo más termine jodidamente enamorada, incluso más de lo que ya estoy, me aterra la idea de que un beso pueda cambiar tu forma de mirarme.  Despiértame cuando decidas que hacer, yo soy incapaz de quererte como debería hacerlo.






Ódiame. Hazlo de la manera que te apetezca, de la manera que quieras, que desees. Al fin y al cabo, sé, bueno, más bien, sabemos, que acabaremos arrodillados el uno frente al otro; el motivo por el que no ha pasado aún es porque nunca hemos estado solos, siempre nos odiamos en público, que cobardes…. Estamos esperando ese maldito momento en el que nos encontramos y, no tenemos más remedio que reflejar la verdad; que mirarnos a los ojos y ver que brillan más que la luz de la luna; que abrazarnos y sentir que nuestros corazones van al mismo ritmo, a mil por hora; que nos besamos y no sabemos muy bien como hacerlo, porque hasta este momento no hemos sido compatibles, hemos sido como dos polos opuestos que no eran. Vamos, no seas cobarde, quiéreme, o limítate a confesarme que me quieres en silencio, como yo.






Grítame todo lo que no quiero oír, todos mis defectos, las cosas que no soportas de mí. Héchame en cara, todas y cada una de las veces que te hice sentir mal, que te decepcioné, que te hice pensar eso de "pensaba que eras diferente". Enfádate conmigo. Dime todo eso que la gente no le dice a los demás, dime lo que verdaderamente piensas de mí. Pero después de eso, hazme un favor, solo uno. Dime que me quisiste, que en algún tiempo o lugar, lo has hecho.

Yo soy el fuego y tú el único superviviente.


Y no, antes de que preguntes, no lo sé. Solo se que me sonries y sonrio yo, como una autómata, como si tu sonrisa arrastrara a la mia a traves de un hilo invisible... Se que me gusta tu boca, que te abrazaría al menos 500 veces al dia, que me alegro cuando sé que te voy a ver y que el día no es lo mismo si quedamos todos y tú no vienes... Se que te recuerdo a menudo, demasiado a menudo quizás... que me encantaría saber qué piensas de mí... Sé que cuando me preguntas '¿Qué tal?', te diría 'Bien, con ganas de ti...'